Las Cárcavas de Uceda

Aunque son más conocidas las cárcavas de Alpedrete de la sierra (Valdepeñas de la sierra), un poco más al sur existen otras que no desmerecen en nada respecto a las primeras. Se trata de las cárcavas situadas al norte del término municipal de Uceda, en la provincia de Guadalajara, entre los cursos del río Lozoya y el río Jarama.

Las recorreremos perimetralmente, subiendo por su lado oriental, para rodearlas totalmente y bajar por el lado occidental

Las cárcavas son los socavones producidos por la erosión en los suelos con pendiente a causa de las avenidas de agua de lluvia. Se producen normalmente en sustratos de tipo arcilloso y se concretan en abarrancamientos formados en en los materiales blandos por el agua de arroyada que, ataca las pendientes excavando largos y pronunciados surcos de bordes vivos.

Anuncio publicitario

Los Pueblos Negros y el Pico Ocejón

Existe una antigua leyenda sobre el pico Ocejón, el Moncayo y el Alto Rey. Según cuenta dicha leyenda, un poderoso Señor de una tribu prerromana, que además tenía poderes de brujería, era poseedor de grandes riquezas y de un extenso territorio entre lo que hoy son las provincias de Zaragoza, Soria y Guadalajara. Al enviudar tuvo que hacerse cargo de sus tres hijos, la envidia y la codicia por conseguir la herencia de su padre hacía que los tres hermanos se llevasen muy mal.

Las duras peleas entre los hijos eran cada vez más frecuentes, hasta que el padre, harto de sus disputas, decidió castigarles con una maldición eterna, de tal manera que pudieran verse siempre pero no pudieran hablarse nunca, les convirtió en tres altas montañas que situó a cada extremo de su territorio, para que además sirviera de ejemplo para las tribus cercanas: el mayor, Moncayo; el mediano, Ocejón, y el pequeño, Alto Rey.

En la ermita situada en la cima del Alto Rey se puede contemplar un grabado en la piedra en la que se muestran tres cabezas situadas las unas al lado de las otras de la misma manera que se sitúan geográficamente el Moncayo, el Ocejón y el Alto Rey.

IMG_4308 copia

Pico Ocejón

 

El Pico Ocejón.

El pico Ocejón es una montaña perteneciente al sistema Central situada en la vertiente sur de la sierra de Ayllón, en la parte noroccidental de la provincia de Guadalajara. Toma importancia por su visibilidad desde gran parte de la provincia, por su sinuosa forma y por los pintorescos «pueblos negros» que se hallan ubicados en sus faldas: Majaelrayo, Robleluengo, Campillo de Ranas, Roblelacasa, El Espinar y Campillejo en la vertiente oeste, Valverde de los Arroyos, Zarzuela de Galve, Palancares y Almiruete en la vertiente este.

IMG_9404 copia

Vista de Valverde de los Arroyos con el Pico Ocejón al fondo

 

IMG_4117 copia

Vista de El Espinar

IMG_4343 copia

Vista de Roblelacasa con el Pico Ocejón al fondo

Los Pueblos Negros.

La arquitectura negra es un tipo de arquitectura popular que emplea como elemento constructivo principal la pizarra, compuesto mineral de tonos grises, violetas, azulados, pardos, plateados o negruzcos. Es una técnica empleada tradicionalmente en algunas zonas españolas como la sierra de Ayllón (entre Guadalajara, Segovia y Madrid) y la sierra de Alto Rey (Guadalajara). En estas zonas serranas la pizarra es un material muy abundante, además debido a los precarios medios de comunicación, en estas zonas antiguamente no se disponía de otros materiales alternativos.

IMG_4383 copia

Detalle de un tejado construido en pizarra al estilo tradicional

 

Este tipo de arquitectura es aplicable a todo tipo de construcciones, tanto viviendas como edificios comunitarios (Ayuntamientos e Iglesias), pavimentado de calles, cerramientos y delimitaciones agrícolas y ganaderas, tainas para el ganado, fuentes, caminos, puentes, etcétera.

IMG_4280 copia

Puente sobre el río Jarama entre Roblelacasa y Matallana

 

 

IMG_4385 copia

Espadaña de la Iglesia de Roblelacasa

 

IMG_9418 copia.jpg

Fuente, plaza y Ayuntamiento de Valverde de los Arroyos

 

IMG_4359 copia

Una calle de Roblelacasa

 

Los ayuntamientos de Campillo de Ranas, Majaelrayo y Valverde de los Arroyos han aprobado nuevas normas encaminadas a proteger el estilo arquitectónico tradicional propio de la arquitectura negra, tales como el uso exclusivo de la pizarra propia de la zona, la prohibición de cables cruzando las calles, de cubiertas planas, de buardillones y de terrazas o ventanas sobre la cubierta.

IMG_9242 copia

Iglesia de Campillo de Ranas

 

IMG_9218 copia

Vivienda típica de Campillo de Ranas

 

La pizarra es el elemento estructural fundamental en las construcciones de este tipo de arquitectura, sirviendo para cubiertas y paramentos. El uso exclusivo de la pizarra provoca que sus pueblos presenten un aspecto negruzco en sus vistas, de ahí el nombre de Pueblos Negros.

IMG_9200 copia

Iglesia de Majaelrayo

El Hayedo de Tejera Negra

La ruta de la «Senda del Robledal»

Haremos una ruta por la que llegaremos caminando hasta el hayedo de Tejera Negra. En la que podremos disfrutar de impresionantes vistas de los valles surcados por el río Zarzas y por el río Lillas. También veremos elementos de la arquitectura tradicional como puentes y tainas, construidos con la pizarra que abunda en esta zona de la sierra, así como la réplica de una carbonera, ejemplo del aprovechamiento de los recursos que ofrece este lugar. Y podremos contemplar los distintos ecosistemas que constituyen esta zona de la sierra, como son pastizales, robledales, matorrales y pinares de repoblación, para llegar finalmente al hayedo, que atravesaremos hasta llegar hasta la pradera de Matarredonda. El camino de regreso lo haremos caminando por los pastizales que hay junto al río Lillas.

IMG_0276 copia

Foto del grupo

La ruta comienza desde el aparcamiento que hay junto al Centro de Interpretación, situado a poco más de 2 kms de Cantalojas. En un principio, caminamos en paralelo a la pista forestal de acceso al aparcamiento, aproximadamente durante medio kilómetro, hasta llegar a un vallado, que atravesamos por un paso canadiense. Superado este paso, giramos a la izquierda tomando una vereda que nos lleva al río Lillas, pasando cerca de una taina en estado ruinoso.

IMG_0275 copia

Puente sobre el río Lillas

Descendemos por una senda indicada con unos postes con marcas verdes y cruzamos el río Lillas por un puente de pizarra típico de la zona, junto al que suele estar pastando el ganado, y continuamos hasta otra taina próxima de construcción tradicional. Desde dicha taina, giramos a la derecha para ascender por una senda que discurre por la línea de cresta que separa los valles de los ríos Zarzas y Lillas.

IMG_0305 copia

Pastizales, matorrales y robles en la senda del robledal

En este recorrido, atravesamos zonas de roble melojo, matorrales de jara estepa y pastizales de alta montaña, como el de La Torrecilla, llamado así por la pequeña torre de señalización de piedras de pizarra realizada por los pastores.

IMG_0342 copia

Vista del parque natural de la Tejera Negra desde la senda del robledal

Las vistas panorámicas que vemos son únicas en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, pudiendo observar los contrastes producidos por el color de las hayas (al fondo), los robles, los pinos y demás vegetación existente. A pocos metros hacia la izquierda de la senda del robledal, podemos encontrar un viejo roble centenario, que aunque no se ve a primera vista desde el sendero, está convenientemente señalizado para poder contemplarlo.

IMG_0335 copia

Un roble centenario

IMG_0355 copia

Agallones de roble

Desde La Torrecilla, la senda se convierte en pista forestal, que seguimos en la misma dirección. A esta pista se le une por la derecha otra que viene desde Cantalojas habilitada para el tránsito de bicicletas.

IMG_0351 copia

Pinos, robles, jaras y brezos en la senda del robledal

Continuamos en la misma dirección que llevábamos, hacia la cabecera de los valles, por la línea de cumbres, hasta llegar al Collado del Hornillo, en el que vuelven a separarse ambas rutas, la de a pie y la de bicicletas. Giramos entonces a la derecha, abandonando la pista forestal para adentrarnos en otra pista que se introduce en el bosque de pino silvestre y que nos lleva hacia la Senda de Carretas y por fin hacia las hayas.

IMG_0408 copia

Ya estamos en el hayedo

Según avanzamos van apareciendo estas hayas, haciéndose cada vez más abundantes. Las podemos distinguir muy bien además de por su hoja, por su corteza de color gris y por su textura lisa, dando el paisaje característico de los hayedos.

IMG_0409 copia

Cruce con la Senda Carretas dentro del hayedo

Al llegar a otro cruce en el mismo corazón del hayedo, la ruta enlaza con la Senda de Carretas. En este punto, podemos bajar directamente hacia el aparcamiento (la ruta más habitual de los visitantes que acceden al parque del hayedo en coche, coincidente con la parte final de la Senda de Carretas), o bien continuar de frente para disfrutar algo más de las hayas, pudiendo hacer la Senda de Carretas en sentido contrario, hasta el aparcamiento. Cabe destacar en esta zona de hayas la existencia de algunas especies de árboles salpicadas en el bosque, donde destaca un magnífico ejemplar de Tejo.

IMG_0415 copia

Un bello ejemplar de tejo entre las hayas

IMG_0420 copia

Las hayas ofrecen este crisol de colores

IMG_0427 copia

La presencia de pizarra es una constante en el suelo del hayedo

Continuamos caminando por la senda carretas en su sentido inverso hasta llegar a la pradera de Matarredonda, una pradera con unas espectaculares vistas del bosque que acabamos de atravesar, así como de los valles y montañas que nos rodean.

IMG_0437 copia

Vista del hayedo desde la pradera de Matarredonda

Después de un pequeño descanso en la pradera de Matarredonda para reponer fuerzas y recrearnos con sus espectaculares vistas, empezamos a descender por el interior del hayedo camino del aparcamiento por la senda carretas, con un ambiente que parece sacado de un cuento de hadas.

IMG_0448 copia

Hayas

IMG_0462 copia

Hayas y pinos

IMG_0463 copia

Hayas jóvenes

Antes de salir del hayedo nos encontramos con la réplica de una carbonera, lugar donde antiguamente se producía carbón vegetal, que era una de las actividades que el hombre realizaba para aprovechar los recursos del monte.

IMG_0468 copia

Carbonera

IMG_0472 copia

Hayas

Desde el aparcamiento, el camino de vuelta a pie discurre por el pastizal situado junto al río Lillas, aguas abajo. En este tramo de la ruta no existe un sendero definido. Se trata simplemente de seguir el curso del río, que cruzamos frecuentemente de un lado al otro para buscar las zonas más fácilmente transitables.

IMG_0513 copia

Río Lillas

En este tramo nos encontramos con la «Taina Grande», que aunque no lo parece, todavía está en uso. Cuando llegamos al puente sobre el río de la pista procedente de Cantalojas, continuamos por la propia pista de retorno al Centro de Interpretación  finalizando así la ruta.

IMG_0523 copia

Río Lillas

Que es el hayedo de la Tejera Negra?

La Tejera Negra es un hayedo situado en el término municipal de Cantalojas, en el rincón noroccidental de la provincia de Guadalajara. Forma parte del macizo de Ayllón, en el extremo oriental del Sistema Central. Tiene la singularidad de ser uno de los hayedos más meridionales de España y de Europa y ocupa una extensión aproximada de 400 hectáreas.

En 1974 se declara al hayedo de Tejera Negra sitio natural de interés nacional y en 1978 se declara parque natural, que se amplió en 1987. Desde la creación del parque natural de la Sierra Norte de Guadalajara, el 22 de marzo de 2011, quedó integrado dentro de éste, por lo que se derogó su anterior declaración de parque natural. En 2017, junto con otros hayedos de España y Europa, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco como extensión de los Hayedos primarios de los Cárpatos y otras regiones de Europa.

El «Parque Natural del Hayedo de Tejera Negra» recibe su nombre principal del Hayedo y su nombre complementario, «Tejera Negra», del valle vecino por el Poniente, la cuenca del río Sorbe, donde aparece en los mapas topográficos un barranco menor, expuesto al Norte, con el nombre de Tejera Negra.

Estas masas han sobrevivido, gracias a su situación estratégica en los lugares más inaccesibles, a la obtención de leña y carbón vegetal, así como a la roturación con objeto de crear pastos para el ganado. El melojo y el pino silvestre también forman masas boscosas principalmente en solanas, de manera natural el primero y procedente de repoblaciones el segundo. También cabe destacar la presencia de tejos, acebos y abedules que de manera aislada o en pequeños grupos salpican aquellas zonas con mayor humedad.

 

Valverde de los Arroyos

Valverde de los Arroyos es un municipio situado en la provincia de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Destaca por el uso de la arquitectura negra en sus construcciones.

IMG_9158 copiaIMG_9154 copia

La arquitectura negra es un tipo de arquitectura popular que emplea como elemento constructivo principal la pizarra, mineral de tonos grises, violetas, azulados, pardos, plateados o negruzcos. Es una técnica empleada tradicionalmente en algunas zonas españolas como la sierra de Ayllón (entre Guadalajara, Segovia y Madrid) y la sierra de Alto Rey (Guadalajara), en las que la pizarra es un material abundante. Además, debido al aislamiento y a los precarios medios de comunicación existentes, donde no se disponía de otros materiales alternativos se ha usado tradicionalmente este material casi exclusivamente.

IMG_9150 copiaIMG_9142 copia

Este tipo de arquitectura es aplicable a todo tipo de construcciones, tanto viviendas como vallados y delimitaciones agrícolas y ganaderas, tainas y majadas para el ganado, edificios comunitarios como Iglesias y Ayuntamientos, caminos, puentes y otros usos varios.

IMG_9138 copiaIMG_9113 copia

En las localidades de la vertiente norte de la sierra de Ayllón, en la provincia de Segovia, se presenta una fantástica mezcla de arquitectura negra y arquitectura roja.

IMG_9105 copiaIMG_9096 copia

Los ayuntamientos de Campillo de Ranas, Majaelrayo y Valverde de los Arroyos han aprobado nuevas normas encaminadas a proteger el estilo arquitectónico propio de la arquitectura negra tales como el uso exclusivo de la pizarra negra propia de la zona, la prohibición de cables cruzando las calles, de cubiertas planas y de terrazas o ventanas sobre la cubierta.

IMG_9082 copiaIMG_9075 copiaIMG_9072 copia

Las Cárcavas de Valdepeñas de la Sierra

Se trata de uno de los lugares más curiosos e interesantes que podemos ver en la zona comprendida entre los ríos Lozoya y Jarama antes de juntarse.

SDC10588 copia

Podemos ver varias formaciones de este tipo entre los dos ríos. En este caso visitamos las más cercanas al Pontón de la Oliva. Son las cárcavas formadas por las aguas que vierten en el río Lozoya antes de desembocar en el Jarama. Hay varias formas de llegar, pero la más sencilla es partiendo desde el Pontón de la Oliva, unos metros más al sur del Pontón hay unas edificaciones y un bar desde donde es fácil encontrar el arroyo normalmente seco que nos llevará directamente a nuestro destino.

SDC10472 - copia copia

Las cárcavas son los socavones producidos por erosión en rocas y suelos con pendiente a causa de las avenidas de agua de lluvia.

SDC10514 - copia copia

Se producen normalmente en sustratos de tipo arcilloso y se concretan en abarrancamientos formados en los materiales blandos por el agua de arroyada que, cuando falta una cobertura vegetal suficiente, ataca las pendientes excavando largos surcos de bordes vivos.

SDC10529 - copia copia

SDC10545 - copia (2) copia

También podemos salirnos de esta formación recorriendo sus bordes para observarlo desde fuera, siempre teniendo cuidado de no dar un resbalón.

SDC10590 - copia copia

Es aconsejable acercarse a contemplarlo al atardecer, podremos verlo con un juego de luces y sombras que resalta sus figuras.

SDC10602 - copia copia

SDC10616 copia

SDC10621 copia

SDC10624 copia

SDC10604 copia