En vía muerta VI, La Acebeda-Robregordo-Somosierra.

Terminamos nuestro viaje ferroviario con el sexto tramo, en este recorrido pasaremos por las localidades serranas de La Acebeda y Robregordo, para terminar en el túnel de Somosierra, hoy en día cerrado por un desprendimiento sucedido hace unos años.

En el anterior capítulo nos quedamos en la entrada al Túnel nº19 de “La Porrilla”, que con sus 612 metros de longitud pasa por debajo de la ladera noreste del cerro del mismo nombre. Dejamos detrás el término municipal de La Serna del Monte y entramos en el término de La Acebeda.

Por fin salimos del túnel 19 de “La Porrilla” para tomar dirección al norte, hacia la localidad de La Acebeda.

Salida del Túnel de La Porrilla en dirección a la Acebeda.

Tras caminar unos metros desde la salida del túnel nos encontramos con el primer viaducto del día, el Viaducto de los Plantíos, que pasa por encima del arroyo de la Solana.

Viaducto de los Plantíos, sobre el arroyo de La Solana.

Desde el viaducto de Los plantíos se nos ofrece una espectacular vista de los montes carpetanos, que en esta parte vierten sus aguas al arroyo de La Solana, en un precioso valle rebosante de robles.

Vista de los montes carpetanos desde el Viaducto de Los Plantíos

Continuamos nuestro camino hacia en norte en dirección a La Acebeda y pronto nos encontramos con el primero de los cuatro túneles que hay en apenas un kilómetro dentro de este pueblo. El primero es el Túnel nº20, el Túnel de La Acebeda de 203 metros de longitud.

Vista de La Acebeda y de la entrada al Túnel nº20 que pasa por debajo del pueblo y lleva su mismo nombre.
Entrada al Túnel nº20 “La Acebeda”

Nada más salir del túnel nº20 de La Acebeda nos encontramos con otro corto túnel, el túnel nº21 “La Solanilla” de 264 metros de longitud, un corto túnel que pasa por debajo de la zona norte del pueblo. Entre medias de estos dos túneles (20 y 21) estaba el apeadero de esta localidad, pero ya no queda nada del mismo y la vegetación se ha hecho dueña del lugar lo que hace incluso difícil andar por las vías.

Entrada al Túnel nº 21 “La Solanilla”
Salida del Túnel nº 21 “La Solanilla”

Apenas hemos salido del túnel nº21 “La Solanilla” nos encontramos con otro corto túnel, el nº22 de “La Dehesa”, que tiene 96 metros de longitud.

Entrada al túnel nº22 “La Dehesa”
Salida del túnel nº22 “La Dehesa”

Dejamos atrás el túnel de La Dehesa y nos encontramos con el segundo viaducto del día, el Viaducto de la Dehesa, que pasa por encima del arroyo del mismo nombre. Destacar que en este arroyo, cien metros aguas abajo desde el Viaducto hay un área recreativa que bien merece una visita.

Vista al norte del arroyo de la dehesa y de los montes carpetanos desde el Viaducto.
Viaducto de La Dehesa

Dejamos atrás el viaducto sobre el arroyo de La Dehesa y volvemos a encontrarnos con el túnel más corto del día, el túnel nº23 “La Platera” de 83 metros de longitud.

Entrada al túnel nº23 “La Platera”
Salida del Túnel nº23 “La Platera”.

Dejamos atrás La Acebeda para dirigirnos al siguiente pueblo, Robregordo. Caminamos por un tramo de algo más de dos kilómetros bordeando la ladera sureste de la Peña Gudiña dentro de un fantástico bosque de robles. Al sur y en paralelo a la vía del tren hay una pista forestal que une estos dos pueblos.

Vista de la dehesa Boyal, un hermoso robledal al sureste de la Peña Gudiña.

Nos acercamos a Robregordo y pronto divisamos el último Viaducto del día, el Viaducto del Horcajo sobre el arroyo Madarquillos.

Vista del viaducto del arroyo Madarquillos.
Viaducto del Horcajo sobre el arroyo Madarquillos.

Tras recorrer el Viaducto nos encontramos inmediatamente con el Túnel nº24 “La Cabeza”, que tiene una longitud de 534 metros y pasa por debajo del pueblo de Robregordo.

Entrada por el lado oeste al túnel nº24″La Cabeza”.
Túnel nº24 “La Cabeza”
Salida este del túnel nº24 “La Cabeza”.

Salimos del túnel ya dentro de la población de Robregordo y pronto nos encontramos con las instalaciones de la antigua estación de este pueblo. Unas instalaciones en un estado lamentable de abandono.

Vista de la estación de Robregordo con la carretera de Burgos al fondo.
Instalaciones de la estación de Robregordo.
Estación de Robregordo.

Dejamos atrás la estación y tras pasar por debajo de la autovía Madrid-Burgos A-1, nos dirigimos al último túnel del día y de este recorrido ferroviario. el Túnel nº25, el túnel de Somosierra, que perfora el Sistema Central a la altura del pueblo madrileño de Somosierra no es de los más largos ni espectaculares, pero tiene una respetable longitud de 3.800 metros. A primeros de Marzo de 2011 se produjo un grave derrumbe sobre una máquina bateadora que realizaba labores de mantenimiento en la línea a un kilómetro de la boca norte. Afortunadamente no hubo víctimas, pero el trazado del maltrecho trazado del Directo Madrid-Burgos quedó interrumpido. Desde entonces hasta la fecha nadie ha movido un dedo para recuperar una línea que podría seguir jugando un importante papel en el transporte de mercancías y viajeros. Lo único que se ha hecho es taparlo para evitar posibles accidentes …

Vista de la entrada al túnel de Somosierra.
Túnel nº25, “Somosierra”

En vía muerta V, Braojos-La Serna.

Hoy recorreremos el tramo comprendido entre los túneles de “Los Cerrillos” y “La Porrilla”, pasando por la localidad de Braojos y cerca de La Serna del Monte. Atravesaremos varios cerros salpicados de fortines y trincheras de la Guerra Civil acercándonos cada vez más al paso de Somosierra, que separa las dos grandes mesetas castellanas

En el anterior capítulo nos quedamos en el túnel nº 16 “Los Cerrillos”, entrando desde el término municipal de Gascones, para terminar de recorrer sus 702 metros de longitud. En este cerro aun se conservan varios restos de trincheras y fortines pertenecientes al bando sublevado, dejaremos su visita para otra ocasión.

Túnel 16, “Los Cerrillos”

Salimos del túnel 16, “Los Cerrillos” ya en el término municipal de Braojos

Salida del túnel 16, “Los Cerrillos”.

Recorremos un tramo de unos cientos de metros ya en el término de Braojos para buscar el siguiente túnel.

Continuamos nuestro recorrido y pronto podemos observar la entrada al Túnel 17, “La Cigüeñuela”

A la entrada del túnel de La Cigüeñuela podemos comprobar como el abandono y falta de mantenimiento de esta infraestructura ha hecho que la vegetación vaya ocupando el espacio de las vías.

Túnel 17, “La Cigüeñuela”.

Recorremos los 277 metros de longitud que tiene este túnel de La Cigüeñuela.

Túnel 17, “La Cigüeñuela”

Salimos del túnel 17 esquivando la vegetación por una larga zanja o trinchera por donde discurre la vía ya muy cerca del pueblo de Braojos.

Al cabo de un pequeño trecho pronto podremos ver a nuestra derecha el pueblo de Braojos de La Sierra, donde destaca el campanario de su Iglesia.

Braojos con la sierra de La Cabrera al fondo

La Iglesia Parroquial de San Vicente Mártir de Braojos bien merece una visita. Fue conocida popularmente en otros tiempos como la Catedral de la Sierra por la belleza de su factura y la riqueza artística de su interior. Este templo, de cuya fábrica actual se ha cumplido recientemente el cuarto centenario del inicio de su construcción, tiene sus orígenes en otro templo anterior, levantado entre los siglos XI o XII, y en él confluyen elementos arquitectónicos de los estilos románico, mudéjar, renacentista y barroco. Esta concurrencia de estilos queda explicada por las seis fases constructivas diferentes aparecidas tras el análisis de sus muros y las obras de restauración desarrolladas a finales del siglo XX.

Volvemos nuestra mirada al este para seguir nuestro camino y podemos ver el siguiente túnel del día, “El Lomo”, junto al cual se mantiene aun en pie el antiguo apeadero de Braojos en un evidente estado de abandono.

Apeadero de Braojos y entrada al Túnel 18 “El Lomo”

Entramos en el túnel 18, “El Lomo” para recorrer sus 259 metros de longitud.

Túnel 18, “El Lomo”

Salimos del túnel “El Lomo” y hacemos una pequeña parada para subir al cerro desde el cual podemos contemplar una maravillosa vista de Braojos y de una parte del valle medio del Lozoya, y de paso visitar uno de los muchos fortines que nos recuerdan que en esta zona serrana se mantuvo estancado el frente durante casi la totalidad de la Guerra Civil española (1936-1939).

Salida del túnel 18, “El Lomo”.
Fortín de la Guerra Civil en “El Lomo”.
Vista de Braojos desde el camino de la dehesa

Dejamos atrás el túnel “El Lomo” y continuamos nuestro camino por las vías bordeando la Peña el Rey que dejaremos a nuestra izquierda según avanzamos hacia el Norte.

Vista de la salida del túnel “El Lomo”, entre los árboles de la derecha se encuentra el fortín.

Después de pasar por debajo de un pequeño puente salimos a una recta en la que podemos ver una pequeña construcción donde en su día estaba el apeadero de La Serna del Monte.

Dejamos atrás la zona donde estuvo el apeadero de la Serna para ir bordeando el cerro de La Porrilla en busca del último túnel del día que lleva el mismo nombre.

Vista de los montes carpetanos a la altura de la localidad de La Acebeda

Pronto aparece ante nosotros el túnel 19, “La Porrilla” que atraviesa el flanco este del cerro del mismo nombre.

Entrada al túnel 19, “La Porrilla”

Entramos en el túnel 19, “La Porrilla”, que con sus 612 metros en curva ofrece una absoluta oscuridad en la que no se atisba la salida.

Túnel 19, “La Porrilla”

Próxima estación … La Acebeda … (continuará)